Corresponsabilicémonos

Mònica Valls

tareas domésticas

“La igualdad es el alma de la libertad; de hecho, no hay libertad sin ella”.

Frances Wright

La meta 5.4 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 lee así: “Reconocer y valorar los cuidados y el trabajo doméstico no remunerados mediante servicios públicos, infraestructuras y políticas de protección social, y promoviendo la responsabilidad compartida en el hogar y la familia, según proceda en cada país”. Y es que históricamente y aún actualmente, la mujer es la protagonista de la esfera privada, la cuidadora de la casa y los hijos, mientras que el hombre, si acaso, “ayuda” a su pareja. 

Parece razonable pedir, querer y permitiéndole ser más directa, exigir, un proceso de deconstrucción hacia una sociedad más paritaria, y ese cambio es responsabilidad de todos y comienza con cada uno de nosotros.

Ayudémonos 

Es justo en el verbo ayudar donde reside el problema, pero también ahí donde podemos encontrar la solución. Queremos un cambio cultural que nos ayude a transitar como sociedad desde la ayuda doméstica a la corresponsabilidad. Sé que este término no es novedoso, pues hace años que el feminismo reivindica que la responsabilidad entre hombres y mujeres en el hogar sea la misma, pero las cifras indican que el progreso está siendo lento y costoso.

Ante estas cifras me surge una pregunta ¿Qué papel jugamos nosotras? Hablando con distintas mujeres, de distintas generaciones todavía parece muy presente la responsabilidad que asumimos ante todo lo que relacionamos con “tareas del hogar”, siendo nosotras mismas las que planteamos la participación de nuestras parejas en este tipo de tareas como una “ayuda” no como una responsabilidad compartida.

Cuestión de tradiciones 

Y es que es lógico que cueste cambiar las dinámicas y también el lenguaje que llevan décadas enraizados en nuestro día a día, pero no imposible. Parece razonable pedir, querer y permitiéndole ser más directa, exigir, un proceso de deconstrucción hacia una sociedad más paritaria, y ese cambio es responsabilidad de todos y comienza con cada uno de nosotros. Con nuestra gente, nuestros socios, nuestra empresa, nuestra organización. 

En Coperfield os proponemos diseñar el proceso de transformación hacia la creación de un plan de igualdad, siempre desde la facilitación y el acompañamiento. ¿Cómo lo hacemos? Cocreando un plan y adquiriendo un compromiso firme para alcanzarlo. Abrimos espacios de confianza, proponemos procesos creativos que promueven la transformación y aportamos herramientas para la colaboración. 

Somos tu agencia de transformación. Si quieres empezar a cambiar el mundo desde tu organización contáctanos a hola@coperfield.org. Te esperamos.

Y tú, ¿cómo planteas la corresponsabilidad? ¿Cómo se puede incentivar a nivel de políticas laborales? ¿Qué cambios harías en tu empresa? Nos gustaría conocer tus reflexiones, tu granito de arena.

Mònica Valls

Licenciada en Turismo. Después de 20 años de experiencia multinacional he descubierto que lo que me motiva y apasiona es pensar, diseñar y facilitar la interacción, la cocreación y la colaboración dentro de los equipos y organizaciones.

Creiem en les persones i en el seu potencial. Estem segurs que un grup de persones conscients i compromeses poden generar qualsevol futur. Som un equip amb experiència, ganes i il·lusió. Tens algun repte? Vols que t’acompanyem?

Segueix-nos a xarxes!

Som la teva agència de transformació